jueves, 19 de febrero de 2009

Jose María Grimaldos "El cepa"

José María Grimaldos López, un pastor de 28 años de edad apodado "El Cepa" por su baja estatura y pobre entendimiento, trabajaba en la finca de Francisco Antonio Ruiz durante 1910 en la localidad de Tresjuncos (Cuenca). El pastor, era objeto de continuas burlas por parte del mayoral de la finca, León Sánchez y del guarda, Gregorio Valero. El 20 de agosto de ese mismo año, El Cepa vende unas ovejas de su propiedad y desaparece.

Todo el pueblo de Tresjuncos se hace la misma pregunta ¿dónde está el Cepa?.

Tras varias semanas sin noticias de él, corre por el pueblo el rumor del posible asesinato para robarle el dinero que había obtenido por la venta de las ovejas. Los familiares, conocedores de las burlas que José María recibía por parte del guarda y del mayoral de la finca donde trabajaba porque habían sido comentadas por él mismo en casa, denuncian su desaparición en el juzgado de Belmonte
, acusando a León y a Gregorio de ser los presuntos asesinos del supuesto crimen. Los dos hombres son apresados inmediatamente.

(Gregorio valero en primer termino junto a su mujer. Arriba a la izquierda León Sanchez, y a la derecha, el cura de Tresjuncos, en la prensa de la época)


En el mes de Septiembre de 1911 la causa es sobreseída por falta de pruebas.

Sin embargo, en 1913, y por insistencia de los familiares, se reabre de nuevo el caso con la llegada de un nuevo Juez. Nuevamente se detiene a los dos sospechosos, que tras ser presuntamente torturados y maltratados por la policía, se auto inculpan del crimen, señalando diversos lugares donde presumiblemente enterraron al cadáver, que nunca aparece.

El 11 de noviembre de 1913, por orden del juez de Belmonte, el juez municipal de Osa de la Vega levanta acta de defunción, donde consta "... que José María Grimaldos López, natural de Tresjuncos (Cuenca) de 28 años de edad, pastor, falleció a las 8.30 ó 9 de la noche del 21 de agosto de 1910, en el palomar de la "Virgen de la Vega", de este término municipal, a consecuencia de haber sido asesinado por León Sánchez y Gregorio Valero(...). No ha podido ser identificado el cadáver por no haber sido hallado".

En 1918 se celebra en Cuenca el juicio contra los inculpados. Tras un sumario lleno de declaraciones contradictorias y de diligencias poco esclarecedoras, los acusados son condenados, por sentencia de la Audiencia Provincial de 28 de mayo, a 18 años de cárcel, de los cuales ya habían cumplido más de cuatro años y medio. El Tribunal de Jurados que condenó a los acusados deliberó unos treinta minutos, y por unanimidad se les consideró culpables de la muerte de José María Grimaldos López. La defensa simplemente se limitó a evitar la pena de muerte para León y Gregorio. En julio son trasladados a distintas penitenciarias: Gregorio a la penitenciaria de San Miguel de los Reyes en Valencia, y León a la penitenciaria de Cartagena.

El día 4 de julio de 1924, tras serles aplicados dos indultos, son puestos en libertad, regresando a sus hogares tras haber cumplido una condena de 12 años y más de dos meses de prisión.

Sorprendentemente, el 8 de Febrero de 1926, el cura de Tresjuncos recibe una carta del párroco de Mira, a unos 150 kilómetros de distancia del pueblo, solicitándole la partida de bautismo de José María Grimaldos López, con la finalidad de celebrar su matrimonio.

El cura de Tresjuncos, sin salir de su estupor ante semejante noticia, decide no responder al párroco de Mira.

Mientras tanto pasa el tiempo y José María Grimaldos impaciente porque su partida de bautismo no llega, decide partir hacia Tresjuncos y se presenta sin más en el pueblo. La gente del pueblo al ver a José María no dan crédito. Creen ver a un fantasma.



(Jose Maria Grimaldos "El cepa" junto a varios vecinos del pueblo en la esquina inferior izquierda)


Todo el pueblo y sus alrededores se conmueve ante la noticia. El juez de Belmonte interviene y ordena detener al llamado José María Grimaldos. En las siguientes horas, la noticia llega a la prensa y a la opinión pública y alcanza enorme trascendencia.

Tras la identificación del Cepa, el Ministro de Gracia y Justicia manda revisar la causa y ordena al fiscal del Tribunal Supremo interponer recurso contra la sentencia de la Audiencia de Cuenca. En la orden se recoge que "...hay fundamentos bastantes para estimar que la confesión de los reos Valero y Sánchez, base esencial de su condena, fue arrancada en el sumario mediante violencias inusitadas".


(Noticia de prensa de la época)


La sentencia del Tribunal Supremo del 10 de julio declara nula la dictada en Cuenca en 1918 y declara inocentes a Gregorio y a León, anula el acta de defunción de José María, y determina las indemnizaciones civiles que corresponde abonar al Estado.

Gregorio y León se trasladaron a Madrid donde se les brindó un trabajo de guardas al servicio del Ayuntamiento en el parque del retiro. Cuentan además que el sacerdote de Tresjuncos se suicidó ahogándose en una tinaja de vino y el juez pegándose un tiro.

7 comentarios:

  1. Hola, me encanta esta página, sobre todo el enlace a la Web de carasucia.

    Creo que deberías vigilar el cuerpo de texto ya que en unos artículos lo tienes mayor que en otros, atentamente.

    ResponderEliminar
  2. que alucinante historia, pudo pasarle a cualquiera... la justicia tarda pero llega

    ResponderEliminar
  3. La cuestión no revelada, al menos no la he visto por ningún lado, es ¿dónde se metió el tal Grimaldos durante casi dieciséis años?. Creo haber leído hace muchos años que acudió a Pedro Muñoz, pueblo relativamente cercano, ya en la provincia de Ciudad Real. ¿Alguien puede corroborarlo? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, El Cepa estuvo en Mira, pueblo de la provincia de Cuenca. A Pedro Muñoz fue León, uno de los acusados, porque cuando se produce la desaparición, nadie da trabajo en el pueblo al susodicho.

      Eliminar
  4. Como que supuestamente torturados

    ResponderEliminar
  5. En la foto, Grimaldos no aparece "junto a varios vecinos del pueblo", sino con uno de sus presuntos asesinos (al que le estrecha la mano) y dos periodistas.

    ResponderEliminar
  6. Visiten www.osadelavega.net para conocer más acerca de ese suceso

    ResponderEliminar